aprendescribiendo

LA AUTOESTIMA EN LA ETAPA DE LA ADOLESCENCIA

Posted on: febrero 18, 2011

Quiero haceros partícipes de mi reflexión sobre la autoestima y, en concreto, de la importancia de la autoestima en la etapa de la adolescencia.

Podemos considerar la AUTOESTIMA como “la actitud que tiene una persona hacia sí misma”. Se trata de un proceso dinámico en el que influyen muchos factores a lo largo de la vida.

Es importante recalcar que la autoestima de nuestros hijos puede variar de acuerdo con las circunstancias y las personas que los rodean. Como padres nos gustaría ser eficaces y prepararles de manera progresiva para la etapa de la adolescencia.

Durante esta etapa de la vida, las relaciones con las demás personas son totalmente esenciales. Es muy importante la necesidad que tiene el adolescente de sentirse aceptado, de formar parte de un grupo y de atraer a la personas que le gusten. En todas estas cuestiones, la autoestima juega un papel primordial ya que la valoración que uno tiene de si mismo será muy importante para determinar la valoración que tendrán los demás hacia nosotros mismos.

Al mismo tiempo, poseer una autoestima elevada durante la adolescencia podría determinar gran cantidad de aspectos con respecto al futuro. Una persona con una alta autoestima, seguramente aspirará a más, tendrá una mayor confianza y se planteará diferentes metas y proyectos para su vida adulta.

La adolescencia es una etapa en el que la persona necesita construir gran parte de su identidad. Por un lado, necesita sentirse parte y ser aceptado por los iguales pero también necesita diferenciarse y construir una identidad propia y distinta a la de los demás. Sólo un joven orgulloso de sí mismo y de sus valores, que no tema decir lo que piensa y siente y que sepa luchar por lo que cree, tendrá la fuerza necesaria para anteponer sus deseos reales a la presión que puedan ejercer sus compañeros. Es decir, una alta autoestima protege al joven de la manipulación del grupo y le permite desarrollarse como individuo.

Para educar a nuestros hijos en este objetivo mantener una alta autoestima es necesario que los padres hagamos saber a nuestros hijos que estamos a su lado para apoyarles en lo que decidan. Hoy en día todo va muy deprisa, los dos padres trabajamos y cometemos el error de delegar con más asiduidad de lo normal nuestra tarea de cuidar a los hijos. Hemos pasado de aquellas épocas en las que el autoritarismo dominaba en el ambiente a otros tipos de educación más permisiva, sobreprotectora o, incluso, a una educación con ausencia de los padres

Que los padres se encuentren ausentes o no se preparen para ejercer este deber indelegable de educar, creo que me preocupa bastante como madre de futuros adolescentes. Me horroriza pensar que “otros” educarán a nuestros hijos: la televisión, redes de Internet, el ambiente, los compañeros y amigos (buenos y malos). Todos con doctrinas, creencias y valores diferentes a sus padres.

Por otro lado, tenemos también que tener cuidado y no caer en la tentación de ser permisivos, complaciéndolos demasiado y dejarles sin orientación ni guía. La excesiva protección paterna y/o materna hacia los hijos puede provocar que nuestros hijos caigan en una baja autoestima, una fuerte dependencia y necesidad de aprobación y no llegando a adquirir suficiente autonomía ni responsabilidad.

Estoy convencida de que todos los padres deseamos ayudar a nuestros hijos para que puedan desenvolverse en todas las circunstancias de su vida por sí solos. Para ello, padres y madres tenemos que proponernos objetivos comunes, buscar el tiempo necesario para conocer a los hijos, aceptarles, quererles y ayudarles a superar sus limitaciones y enseñarles que, de cada error o equivocación se puede aprender.

Nuestros hijos han de ser alegres, entusiastas y seguros y, además, poseen una buena autoestima. Para ello, tienen que saber pedir ayuda cuando la necesiten; aceptar ser corregidos y aconsejados; llegar a conocer sus capacidades y limitaciones; desarrollar la responsabilidad e independencia de manera gradual; y, finalmente, saber tomar decisiones, esforzarse y exigirse.

Lo importante en todo el proceso de crecimiento de nuestros hijos es que les demos a ellos la posibilidad de ser, de sentirse bien con ellos mismos. Y para eso es necesario conocerles cada día, favoreciendo los encuentros, las conversaciones y el contacto físico.

Para finalizar quiero recalcar que, en definitiva, lo que tenemos que conseguir es: una AUTONOMÍA PERSONAL que favorezca el desarrollo de la AUTOESTIMA y de la IDENTIDAD del adolescente.

ARANZAZU IBAÑEZ

About these ads

1 Response to "LA AUTOESTIMA EN LA ETAPA DE LA ADOLESCENCIA"

Hola Arancha:
Me ha gustado mucho tu artículo. Esta bien redactado y no le encuentro errores. Lo único que te diría que si eliges la forma de redacción “nosotros” te conviene mantenerla y no pasar a “yo” (estoy convencida), son detalles…
Un saludo y felicitaciones

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Comunicación

febrero 2011
L M X J V S D
     
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: